<-- Google Analytics --> <---------------------------------------------------->
Galería de Fotos: El Junquito  
Pueblo El Junquito


Tienda con muñecas para la venta


El paseo a caballo un atractivo de los grandes y chicos


Fresa con crema para saborear el paladar


Un niño guayanes (de ciudad bolívar) montando a caballo


Hay caballo para todos


Los durazno y melocotones abundas por todos lados


Hasta en el pueblo los niños montan a caballo


Los niños difrutan del paseo a caballo


Un gupo de jovenes y niños montando a caballo



Una familia prepara una parrillada



Créditos de las Fotos
www.turismo.venezuela.net.ve


[ ] ( 478 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 2.9 / 314 )
Aventura en El Ávila guatireño 

Un recorrido por la hermosa ladera norte de nuestro trozo avileño en Guatire, revela una hermosa y variada biodiversidad digna del mejor proyecto de ecoturismo y desarrollo ambiental sustentable.

Por José Manuel Milano

Las montañas avileñas de El Norte en Guatire, encierran en sus entrañas un tesoro de paisajes, encantos y misterios que muchos lugareños y foráneos desconocen, perdiéndose así de una maravillosa aventura sólo comparable a las incursiones de Humboldt en la América virgen. Con la finalidad de explorar positivamente este recurso potencialmente turístico y deportivo, la Alcaldía del Municipio Zamora inició una campaña para concretar el proyecto de construcción de caminerías ecológicas, para lo cual planificó una caminata de evaluación técnica, cuyo resultado daría pié firme en el cálculo de las posibilidades y recursos necesarios para la factibilidad física, jurídica y social, del hasta ahora anhelado sueño de los ecologistas zamoranos.

La travesía
Partimos a las ocho de la mañana del día jueves 30 de septiembre, un equipo de 12 personas en una unidad de transporte rústico, una de rescate y una patrulla policial que nos escoltó hasta los predios de la hacienda Santa Rosa, desde donde iniciaríamos la caminata. El objeto era realizar una travesía por la cuenca sur del Ávila, parando en los sitios de interés arquitectónicos y evaluando las posibilidades del terreno para recuperar y trazar las caminerías de El Norte, y a su vez, explorar una supuesta nueva ruta desde la hacienda Machado hasta la estación de guarda parques, ruta que a la postre nos llevaría a la más insólita odisea.

Petroglifos a la vista
En el punto inicial el equipo define los pormenores, acuerda las claves de radio y chequea los técnicos, dos camarógrafos, dos fotógrafos, dos excursionistas, dos guías de rescate, un cronista, un guarda parques y dos funcionarios del gobierno local, cada uno con tareas específicas en el marco del interés común: evaluar el proyecto de caminerías.

Nuestro primer punto fue en los petroglifos de Santa Rosa, a unos cincuenta metros del camino principal, donde encontramos dos enormes rocas en forma de lajas donde resaltan figuras labradas en piedra en forma de espirales, soles y triángulos, entre otras de particular geometría. Notamos poca atención científica en esos trozos de nuestro patrimonio que ante una meteorización física se erosionan, al punto de perderse ya algunos caracteres de sus antiquísimos y misteriosos diseños.

La alfombra amarilla
Caminamos hacia el este como dos horas, asombrados por una espectacular alfombra de tentadores mangos que se extendía por ambos lados de la vereda y se confundía con los intermitentes arroyuelos que cruzaban cristalinos los caminos.

Nos saciamos hasta no más del tropical fruto y la fría y diamantina agua, y en ese entretenido afán llegamos hasta la hacienda El Norte, ruinas de más de ciento cincuenta años de colonial estilo, donde las gruesas paredes de barro nos permitieron liberar nuestra imaginación ubicándonos en aquellos bucólicos encantos del siglo XIX; optamos por recomendar su restauración. Desde allí todo fue chistes y alegría y a paso entusiasta arribamos al Dique de El Norte, construido hacia la década de los treinta, impresionante obra de ingeniería que aunque aún surte de agua a un sector de la población, se encuentra en un abandono total por parte de Hidrocapital.

El paraíso de El Norte
Muchos de los presentes se quedaron abismados ante la belleza del pozo Araguaichú, sitio propicio para el campamento y el fresco y oportuno baño, pero lo verdaderamente espectacular estaba por verse; a cuarenta minutos de ensoñador pero tortuoso camino, nos presentamos ante la colosal cascada de El Norte. Casi sesenta metros de roca sólida en una alegre y blanca caída de no menos de cuarenta metros, indescriptible emoción ante tan imponente paisaje, pensamos que bien valía la pena el esfuerzo de haber subido casi mil doscientos metros de verde monte. Ilusos, no sabíamos lo que nos deparaba la encantada montaña.

El extravío
De regreso nos detuvimos en la Hacienda Machado, ubicada en una loma bastante plana donde aún se conserva parte de sus muros de barro compreso, aún más antigua que la de El Norte; en ella recogimos muchos mangos hasta que los bolsos se llenaron. La tarea estaba hecha y el camino de regreso sería cuestión de dos horas, al menos eso pensaron los dos excursionistas y un joven camarógrafo que basados en su juventud se dispararon adelante, y para nuestro pesar uno de ellos llevaba el radio y el otro el equipo de montañismo, además el guarda parques nos había abandonado una hora antes de salir de Araguaichú. Solo nos quedaban los dos guías como apoyo. Al cabo de dos horas de camino empezaron las dudas, el supuesto camino se hacía menos visible y la maleza más alta, a las tres horas ya estábamos agotados al extremo, pero el ánimo y la experiencia de un funcionario del gobierno local nos mantuvo despiertos; fueron dos horas más de laderas, espinas y desesperanzas, hasta que al fin divisamos al pueblo, al cálculo serían unas dos horas más -eso si encontrábamos el camino-; uno de los fotógrafos capituló físicamente, por tanto lo auxiliamos y liberamos del peso. Ya no había agua ni linternas y el sol se había ocultado y las serpientes iniciaban su cacería.

El desenlace
Ya habíamos divisado la casa del guarda parques pero no el camino, y desde allí integrantes de la unidad de rescate que nos esperaba, nos lanzó señales que indicaban a la derecha, y eso hicimos. Bordeamos el Topo Machado unos trescientos metros, salvando unas pendientes hasta de setenta grados, hasta que al fin llegamos a la vereda soñada, habían pasado seis horas de extenuante camino, deshidratación, raspaduras y cansancio extremo, toda una aventura y test de resistencia de alta factura que pocos superan. Tuvimos mucha suerte, amén de muchos cayos, ampollas, dolores de músculos y huesos y uno que otro desorden estomacal, pero con la labor cumplida a la par de la experiencia que nos hicieron, con justicia, avalar el proyecto de creación de caminerías de El Norte, para que turistas y montañistas no sufrieran nuestras penurias.


[ ] ( 141 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 3 / 183 )
CASCADA DEL NORTE  
I PARTE
Quiero compartir con ustedes la maravillosa este de lugar de belleza sin igual, se llama la cascada del norte y esta ubicada en el Parque Nacional el Ávila, sector Guatire del estado Miranda, en la República Bolivariana de Venezuela, y es la ciada de agua mas alta de todo el Parque Nacional, la belleza de este lugar no puede ser recreado con palabras, ya que bajo una naturaleza casi virgen después de una larga caminata encontramos a esta imponente cascada con sus casi 40 metros de altura.




A Pesar de tener mas de una ruta de acceso yo recomiendo la entrada que se encuentra por la caballeriza ubicada en la urbanización Valle Arriba. Aunque para muchos es uno de los mas difíciles, a mi parecer es el mas seguro.

Comenzar el camino es toda una aventura ya que la entrada esta casi escondida detrás de un motón de arbustos que la disimulan muy bien, de allí en adelante comienza la primera hora mas difícil del acenso ya que son bastantes empinadas la subidas que nos encontramos, pero como estamos en competencia siempre nos tomamos un tiempito para que alguno del grupo descanse, si es que así lo requiere.
Con la primera hora de camino podemos divisar la ciudad hasta Guarenas, el panorama es espedido, te da la oportunidad de reflexionar un poco de lo que hasta ahora hemos logrado.

Es muy impactarte que podamos ver los cambios de la vegetación comenzamos el camino con arbustos comunes, pasamos por una zona un poco mas árida donde predomina las vegetación mas resistente a los inclementes rayos solares, para luego internarnos en una pequeña selva húmeda, llena de una flora, bellísima y si la suerte te acompaña podrás ver algún monito por allí, de lo que no podrás escapar es de canto de los pájaros, las ranitas y los grillos. Estando en este lugar sientes que eres el único ser humano que ha pisado estas tierras.

Cosa que es totalmente errada, la historia cuenta que este sitio en épocas de la colonia era una hacienda cafetalera. De esto hay evidencia ya que unos pocos minutos antes de comenzar el acenso por el cause del río se encuentran las ruinas de la antigua hacienda, ya casi perdidas, pero están allí luchando para no ser olvidadas por completo ante los ojos del que pasa indiferente frete a ellas.

Hay un paso bien curioso ya que en el se encuentra una piedra de un tamaño desproporcionado, enorme, gigantesca la cual da a la vista la impresión de estar siendo sostenida por una arbolito de los mas flaquito, muchos dicen que si esa piedra llegara a soltarse destruiría la urbanización Valle Arriba completamente, en este punto ya podemos escuchar la ciada del agua es refrescante, relajante y sobre todo esperanzador, si escuchamos el río falta poco para llegar a la meta, dicen muchos.

Es hora de comenzar la caminata por la rivera del río, es un agua súper fresca casi helada, a partir de este momento la cosa es un poco mas complicada para los que no se quieren mojar ya que debemos ir saltandito de piedra en piedra. Pasaremos por un dique construido hace un motón de años y el cual hasta la actualidad surte de agua algunas zonas de esta ciudad.

Después de unas 5 horas de camino llegamos a la primera caída de agua la cual se llama araguaichú (según información de Oscar Muñoz del CEMAG, esto significa Araira, Guatire, la Chúrca), esta es la zona de campamento, es preferible acampar en este sitio ya que el cansancio es total y continuar con el recorrido al salir el sol.

Armar el campamento, bañarse y preparar la comida son mis recomendaciones para que este primer día de aventura sea perfecto. Las aguas heladas de este río harán que tus músculos cansados se relajen y así evitaras un poco el dolor al otro día.

Típico y divertido es hacer una fogatita modesta pero acogedora para compartir la experiencia vivida este día. Sin olvidar que debemos asegurarnos que quede bien apagada a la hora de marcharnos para evitar algún tipo de incendio.

El frío que nos cobijo toda la noche es divino, el dormir con el sonido del agua cayendo tan cerca de ti y todo el cansancio por haber logrado esta maravillosa aventura te hará dormir como nunca……



PARTE FINAL
Al despertar con el salir del sol, y un frío absoluto nos espera el cafecito que nos ayudara a despertar para comenzar a preparar el desayuno. Luego de haber comido y recogido el campamento nos disponemos a continuar el recorrido, eso si ligeritos de equipaje ya que uno de los guías se quedara en el campamento cuidándolo mientas nosotros nos hacemos a la escalada, la primera fase es la mas compleja, ya que la humedad del terreno, la subida y las expectativas nos hacen llenarnos de un sustito que a los 5 minutos ya se nos extingue.

El recorrido hasta la cascada es de apenas unos 15 minutos pero como estamos llegando a la cima de la montaña se hace algo complicado, el camino es de piedras las cuales debemos escalar.

Les aseguro que al llegar a la cascada todo lo cansado que podemos estar se nos olvida al ver esa imponente, caudalosa, bella e impresionante cascada. La Cascada del Norte.

Si el agua del araguaichú es helada esta no tengo calificativo que colocarle, nos bañamos por espacio de 5 a 10 minutos, ya que eso es lo máximo que resistimos. Una vez escuche que bañarse en posos, ríos y lagunas alarga nuestra estadía en este mundo esto sumado a que el agua fría rejuvenece mas el hecho de que la meta era bañarnos en las aguas de la cascada mas alta del Parque Nacional me animan a lanzarme al agua y sin pensarlo mucho disfrute del baño mas helado del cual pude haber disfrutado hasta esta etapa de mi vida.

Ya cumplida la meta nos disponemos a emprender la retira, bajamos al campamento, terminamos de limpiar, es importante dejar todo MEJOR de cómo lo encontramos y ahora si a comenzar el descenso.

Esta aventura es para verdaderos amantes a la naturaleza, el total de horas caminadas es de 8 incluyendo el descenso, el equipo que debemos llevar es: morral, carpa, pantalón deportivo, franela y camisa manga larga, gorra, zapatos deportivas o botas de excursionismo, repelente, protector solar, carpa y sleepbag, utensilios personales para la comida e higiene, 2 litros de agua, linterna, toalla, una muda de ropa, cámara fotográfica, y todas las ganas del mundo de caminar y conocer lugares nuevos.

Lo mas recomendable es subir entre las 6 y 7 de la mañana tratando de evitar que las 2 primeras horas el sol nos debilite mas provocando deshidratación.

No suban solos ya hay lugares del camino que no es tan fácil seguir, existen guías en las zona que los pueden llevar por módicas sumas. Los ubicas en el CEMAG. O esperen la próxima expedición con Turismo Creativo.

Por:
Carla Patricia Manrique
www.turismocreativo.com.ve
0058412/9720258



Para mayor información visite:
Guatire.com

Vista desde google Maps
La Cascada del Norte



Ver mapa más grande


[ ] ( 208 visualizaciones )   |  enlace permanente  |   ( 3.1 / 299 )
José Antonio Delgado está sembrado en las montañas 
Presentamos este artículo en homenaje a José Antonio Delgado, primer venezolano que llegó a coronar cinco de los catorce “ochomiles” que existen en el mundo.




El grupo de montañistas, amigos y familiares de José Antonio Delgado, que estuvieron coordinando las labores de rescate desde Venezuela, ofrecieron una rueda de prensa a los medios de comunicación nacional donde informaron detalles concernientes a los últimos sucesos.

POSIBLE RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS
A continuación transcribimos un resumen preparados por ellos sobre lo que consideran una reconstrucción de los hechos bastante aproximada.

El día martes 11 de julio a las 2:00 p.m. José Antonio Delgado Sucre alcanza la cumbre del Nanga Parbat (8.125 m.s.n.m.). En un punto cercano a la cumbre el descenso se complica, dado que un fuerte viento borra la huella. Esto provoca que JA extravíe la ruta de descenso, obligándolo a vivaquear (pasar la noche a la intemperie) a una altura aproximada de 7.800 m.s.n.m.

Al día siguiente (Miércoles 12 de Julio) JA alcanza el campamento 4 con la ayuda de su compañero Edgar Guariguata, quien lo guía desde el campamento base empleando unos binoculares. JA manifiesta por radio que se dispone a hidratarse y descansar un poco, para luego continuar el descenso.

La siguiente comunicación por radio ocurre dos días después, el sábado 15 de julio. JA le comunica a Edgar que el día 12 se queda dormido y, al despertar, cae en cuenta que una tormenta de nieve se le viene encima y lo deja completamente tapeado. Además, expresa que está muy cansado y que siente mucho dolor en los pies. En este punto pide que lo rescaten.

El domingo se comunica nuevamente con Edgar. Los pies le duelen mucho y no puede caminar. Necesita que lo rescaten.

El lunes 17 se comunica por última vez con Edgar. Ya no tiene donde dormir, porque su carpa se encuentra rota. Dice que no aguanta más y decide emprender un intento de llegar al campamento 3. Conciente de su situación, le pide a Edgar que lo despida de su esposa Frida y de sus hijos.

El día 22 de julio, un grupo de rescate encuentra el cuerpo sin vida de JA a una altura aproximada de 7.100 m.s.n.m.



José Antonio Delgado un ejemplar Venzolano, está sembrado en las montañas, del Nanga Parbat, en Pakistán
Delgado, de 41 años, alcanzó el pasado 12 de julio la cima de esa montaña, la novena más alta del planeta a ocho mil 125 metros sobre el nivel del mar, y se vio atrapado en su descenso desde la cumbre por una tormenta de viento y nieve.

Ante la imposibilidad de trasladar sus restos, estos permanecerán en el lugar en el que fueron hallados, donde la expedición que intentaba rescatarlo cumplió con los protocolos de identificación y rindió los honores fúnebres correspondientes.

El atleta fue el primer venezolano practicante de esta difícil especialidad, en conseguir cinco cumbres de más de ocho mil metros de altura.

Estas fueron el Cho Oyu, con ocho mil 201 metros, en 1994; Shishapangma Central, en el Tibet, con ocho mil ocho metros en 1998; Gasherbrum II, ocho mil 35 metros, en 2000; el Everest, ocho mil 850 metros, en 2001, y el Nanga Parbat, todas en el Himalaya.







“Cada quien tiene su Everest…”
José Antonio Delgado

Para mayor información visite:
http://nangaparbat2006.explorart.com/
http://www.proyectocumbre.com.ve/

Crédtos de las Fotos:
http://nangaparbat2006.explorart.com/

[ ] ( 218 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 2.9 / 177 )
Conoce El Junquito 
En la vía que conduce de la ciudad de Caracas a la población de El Junquito se encuentran las urbanizaciones donde estan construidos los inmuebles que alquilamos o vendemos. Desde el km. 4 hasta el km. 12 se puede decir que es la subida más pronunciada hacia el Pueblo de El Junquito, en este tramo están las siguientes urbanizaciones:




Km. 4 Sector el Castillo (vía alterna a la Urb. Luís Hurtado).
Km. 7 Lomas de Paya.
Km. 9 Sector Cristo Rey.
Km. 11 Urb. Panorama (espectacular vista a Caracas).
Km. 12 Urb. El Guamal y El Luís Hurtado.
Después de este tramo se puede decir que ya se esta llegando al Junquito pues después del Km. 12 el clima drásticamente cambia y se siente el clima mas fresco y a veces frío, sobre todo entre Diciembre y Febrero con temperatura entre 10 y 12 grados aunque a veces baja hasta los 5 o 6 grados centígrados. En este tramo están las siguientes urbanizaciones:

Km. 13 Urb. Los Haticos con vista a Caracas y la montaña hacia Los Teques. Urb. Los Molinos con vista al Mar Caribe y el valle de Caracas.

Km. 14 Urb. Cultura con vista hacia el Mar caribe y el valle de caracas. Urb. Monte Alto con vista al Mar Caribe, El valle de Caracas y en algunos sectores todo el valle de Macarao y Los Teques. Urb. Iberoamericano con vista al Mar Caribe y el Valle de Caracas.

Km. 15 Urb. Rómulo Gallegos con vista al mar caribe únicamente.

Km. 16 Urb. Sabaneta Baja y Sabaneta Alta con vista al Mar Caribe. Urb. Araguaney y La Peña ambas con vista a Caracas y al Valle de Macarao y Los Teques. Es en esta ultima urbanización donde se piensa saldrá la nueva carretera Caracas El Junquito.

Km. 17 Urb. El Junkal con vista a caracas y al mar caribe y ya de aquí en adelante las urbanizaciones son mucho mas frías.

Km. 18 Urb. Altos de Irapa con espectacular vista del Mar Caribe y de Toda Caracas además tiene alturas de hasta 2.000 metros con un excelente clima de montaña todo el año.

Km. 19 Urb. El Junko Country Club que posee una vista hacia el Mar Caribe y la zona agrícola de El Tibrón. Es un lugar muy especial ya que posee agua propia de sus manantiales todo el año, un clima muy agradable, tiene un Club de Golf internacional con hospedaje, bar y restaurante, una casa Club con excelente restaurante, áreas sociales, parrillera y parque infantil y también con hospedaje, una Laguna con casa Club, canchas de Tenis, bolas criollas, dos piscinas y botes de remos para disfrutar de la laguna. Todo esto sin salir de la urbanización.

Km. 22 Urb. El Tibrón, justo a la salida del pueblo de El Junquito hacia la Colonia Tovar. Es la urbanización mas fría de todas con áreas dedicadas exclusivamente a la agricultura por lo que podrán adquirir las verduras mas frescas nunca mas compradas ya que las sacan de la tierra justo al comprarlas.

El Junquito
El Pueblo de El Junquito esta ubicado aproximadamente en el Km.23 de la carretera que conduce de la ciudad de Caracas al pueblo de la Colonia Tovar.

Aunque en un principio El Junquito era visitado por los caraqueños solo los fines de semana con fines turísticos por sus hermosos paisajes, sus parajes solitarios, su clima fresco y a veces bastante frió y para degustar sus famosas cachapas, chocolate caliente, chicharrón y cochino frito, poco a poco se fue poblando en sus alrededores al punto que hoy en día cuenta con mas de 25 urbanizaciones mayormente de casas y quintas que han convertido este sector en prácticamente una pequeña ciudad
durmiente cuyos pobladores sacrifican el hecho de tener que bajar y subir día a día para poder ir a trabajar o estudiar a Caracas por la tranquilidad de sus noches, la calidad del descanso, el agradable clima de casi todo el año, sus hermosos paisajes, su espectacular vista al Mar Caribe, la gran seguridad con que aquí se vive, las frescas hortalizas que se adquieren de sus propias tierras, total un sin fin de ventajas que hacen que los habitantes de El Junquito no quieran dejar estas tierras una vez que están en ellas.


El Junquito cuenta con hermosas urbanizaciones donde en la mayoría de ellas, sobre todo las que están del lado derecho al subir al Junquito, poseen una excelente vista del Mar Caribe y el valle de Caracas, otras; las que están del lado izquierdo, poseen una vista al valle de Caracas y el valle de Macarao, además de una preciosa vista de la montaña donde se encuentra: San Antonio de Los Altos, El Tambor y Los Teques, y una que otra urbanización que privilegiadamente posee vistas de Caracas, EL mar Caribe y Los Teques y el Valle de macarao, todo a la misma vez. Esto se debe por la gran altura en que se encuentran ubicadas como por ejemplo la Urb. Altos de Irapa con alturas de hasta 2..000 m sobre el nivel del mar y la Urb. El Junkal con alturas de hasta 1.800 metros sobre el nivel del mar.
Son famosas en El Junquito las fiestas a la virgen de Fátima debido a la abundante colonia portuguesa que habita en todo El Junquito, quienes junto a los italianos, los españoles y en especial los gallegos que se concentran en el propio pueblo y en menor número pero también presente alemanes, franceses y otros extranjeros provenientes de Europa hacen de El Junquito un lugar muy especial.



Cabe destacar que La situación geográfica de El Junquito es excelente para sus habitantes debido a que en poco tiempo se puede ir a la Colonia Tovar y La Victoria, Edo. Aragua a las preciosas playas de Pto. Cruz, Chichiriviche y Pto. Maya, Carayaca y Las Salinas del Edo. Vargas y al pueblito de El Jarillo en el Edo. Miranda para salir a los Teques. Todas estas poblaciones y paraderos turísticos son accesibles para el poblador de estas hermosa región sin tener que volver a bajar a la convulsionada ciudad de Caracas.
Además, para los que vivimos aquí existen riquísimos restaurantes como “ La Villa del Cesare” en pleno pueblo y “Monte Grappa” en el km. 20 para saborear excelente comida italiana e internacional, restaurantes de primera en carnes como lo son “Rancho Largo” en el km. 7, “ Parador Turístico” en el km. 4 y ni hablar de los famosos Golfeados del Junquito en el km. 18 atendido por sus propios dueños al igual que el no menos famoso kiosco merideño del km. 17 con sus pasteles y chicha andina y el exquisito picante casero mas sabroso que en mi vida he probado.

Para concluir esta breve reseña, se dice que se reanudaron los trabajos para concluir la tan esperada carretera nueva de Caracas a El Junquito la cual conectará la autopista de Caracas- Caricuao a la altura de las canteras de Mamera con el km. 16 de la actual carretera Caracas- El Junquito lo que colocaría a esta zona a solo 15 minutos de Caracas y poder decir entonces que El Junquito es uno de los mejores lugares para vivir de toda Venezuela por lo que invertir en una casa o un terreno en estas urbanizaciones será siempre una gran inversión.

Ing. Luciano Silvestri Bucciarelli



Créditos de las Fotos:
www.turismo.venezuela.net.ve


[ ] ( 435 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 3 / 307 )
El Junquito: Para respirar aire puro 
El Junquito es uno de esos lugares tranquilos que muchos caraqueños visitan los fines de semana para respirar aire puro, comprar frutas y verduras frescas, y sentir que viajan a otro mundo. Es un pueblo de paso que muchas personas visitan cuando van camino a la Colonia Tovar. Se puede llegar a él tomando la autopista Francisco Fajardo vía La Yaguara-El Junquito, a 40 minutos de la capital, aunque la carretera es algo angosta y se forman unas colas inmensas el viaje bien vale la pena. Por estar situado alrededor de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, su temperatura media anual es de 16º centígrados, aunque hay días en que pega un calor impresionante. Gracias a esta temperatura el ambiente es perfecto para cultivar fresas y duraznos. Así que ir para allá sin comerse unas fresas con crema es casi un pecado.

El poblado de El Junquito pertenece al municipio Vargas, es considerado una zona de esparcimiento, por sus paseos a caballo y por sus ventas de comida: golfeados, fresas con crema, cochino frito, chicharrón, cachapas, jugos naturales, entre otros.



Las fresas, moras y los duraznos recién cosechados están a la orden; el pan está siempre fresco, la mermelada y las salchichas constituyen unos de los platos típicos más comunes.

En la zona se elabora todo tipo de artesanía, tales como: trabajos en cuero, papel artesanal, muñecas de trapo, instrumentos musicales, sandalias en cuero hechas a mano, trabajos en bambú como jarras y barriles. Además, se realizan materos en cerámica y trabajos en carrizos (planta de raíz larga que se utiliza también para hacer cepillos) como sombreros, lámparas, móviles.
En la entrada se encuentra una de sus principales paradas para montar a caballo, “La Caballe-ría”, en donde cada paseo tiene un costo de 5 mil bolívares por vuelta y está abierto de lunes a lunes en horario corrido.

En contacto con sus habitantes
La cordialidad es otro de sus principales atractivos, muestra de ello es que en cada establecimiento comercial que llegamos nos recibían con mucho agrado; de hecho en la cachapera “La Primera” ubicada en la avenida principal, nos encontramos con un personaje muy particular, la señora Petra Sosa, quien muy amablemente nos comentó que lleva más de 40 años viviendo en este lugar, “antes esto era sólo montañas, poco a poco se fueron construyendo casas y locales comerciales, la gente viajaba de Caracas para hacer parrillas acá”, precisa Petra quien ha levantado a sus dos hijos Laura y Manolo con mucho tesón y dedicación, ambos viven también en la zona y para Petra “como El Junquito no hay dos”. También nos comentó que antes el transporte público era muy dificultoso y únicamente se agarraba en una parada que estaba en la alcabala, hoy en día esta situación ha cambiado y el transporte público es más fluido.

En este recinto comercial ubicado diagonal a la única “Plaza del Pueblo”, donde cada tarde se encuentra colmada de habitantes que llegan a ella para conversar entre amigos, también pudimos conversar con uno de los chicos que atiende al público, Lindermeyer Quintero quien es oriundo de El Junquito pero que hace unos meses atrás se fue a vivir a Barquisimeto y regresó, “mi familia y yo nos fuimos allá en busca de mejores oportunidades y la verdad fue que extrañamos mucho nuestro pueblo, así que nos regresamos y acá estamos muy felices”, comenta Quintero.

Para descansar
El Junquito ofrece diversidad de hoteles y posadas, en el kilómetro 23, sector La Encantada se encuentra “El Campamento La Encantada”. Aunque fue diseñado como campamento de niños para las vacaciones escolares, ha ampliado su uso al resto de los mortales durante los otros meses del año, siempre y cuando formen un grupo mínimo de 20 personas, ya sea para gozar, discutir temas álgidos, reflexionar o reunir a la familia y es todo un oasis de montaña, grama, árboles, paisaje de naturaleza, aire purísimo con canchas de fútbol, y beisbol, mucho bosque y una piscina. Para reservar debe hacerlo mínimo con un día de anterioridad.

Subiendo hacia El Jun-quito, en la carretera principal también encontramos “El Parador turístico “Saint Moritz,” donde se obtiene una hermosa vista de la ciudad y a la vez es un hotel que ofrece un sinnúmero de habitaciones confortables.

A la hora de comer
Este poblado posee muchos restaurantes donde podrás saborear diferentes platos y comida criolla, entre ellos está “El Rincón Merideño”, este negocito no tiene estacionamiento y abre todos los días de 7:30 am a 4:30 pm Allí será atendido por Ana de Ramírez, su dueña. Está ubicado antes de llegar al pueblo en plena carretera principal.

Y justamente en el km 18 vía El Junquito encontramos al “Rey del Golfeado” establecimiento que abre todos los días de 7:30 a.m. a 8:30 p.m. y quienes son tan pero tan famosos que no colocan los golfeados en el mostrador porque salen del horno a la boca.

En definitiva El Junquito es un poblado que lo tiene todo, un clima fresco, gente amable y delicias gastronómicas, todo en un solo lugar que te espera a tan sólo 40 minutos de la capital.



Mas sobre El Jumquito
El Junquito (Distrito Capital)

[ ] ( 226 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 3 / 319 )
Estado Bolívar 
Aspecto Histórico
Formó parte de la Provincia de Nueva Anda- lucía hasta 1762 cuando se creó la Provincia de Guayana. Desde 1777 formó parte de la Capitanía General de Venezuela. A partir de 1821 formó parte del Departamento del Orinoco de la República de Colombia, constituido por Barinas, Apure y Guayana; cuando Venezuela se separa de la Nueva Granada, Guayana recupera su condición de provincia de Venezuela.

En 1856, de acuerdo con la Ley de División territorial, la provincia de Guayana estaría formada por lo que hoy son los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro. En 1864 Guayana pasó a ser uno de los estados independientes de los Estados Unidos de Venezuela. En 1879, fue uno de los siete estados de la Federación, sin el territorio correspondiente a Amazonas que había pasado a ser Territorio Federal Amazonas. En 1881 pasó a llamarse estado Bolívar, dividido en dos secciones: Guayana y Apure. Su territorio se vio disminuido con la creación de los territorios federales Yuruari y El Caura (1881), Armisticio (1883) y Delta (1884). Entre 1890 y 1893 recupera estos territorios. En 1890 forma parte, con el nombre de estado Guayana de los veinte estados de la Federación. EI:\ 1901 adquiere definitivamente el nombre de estado Bolívar.

Existe como estado independiente desde 1901.

Capital: Ciudad Bolívar

Origen
Su capital Ciudad Bolívar fue fundada 1.595 con el nombre de San Tomé de Guayana de Angostura. En honor al libertador, Angostura cambio su nombre a Ciudad Bolívar en 1.846, de la misma manera que el estado a Bolívar. Fue designado con ese nombre el 29 de marzo de 1.901, en honor al máximo héroe de la Independencia de Venezuela y de Hispano-américa, el Libertador Simón Bolívar.

Ubicación
Limita al norte con los estados Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro; al este con la Guayana Esequiba; al oeste con el estado Apure; y al sur con el estado Amazonas y Brasil.

División Política
Está subdividida en 11 municipios: Caroní, Cedeño, El Callao, Gran Sabana, Heres, Piar, Raúl Leoni, Roscio, Sifontes, Sucre y Padre Pedro Chien.




Extensión
238.000 Km2.

% de la Extensión
19.17 % del territorio nacional.

Temperatura
Entre 20 y 28 centígrados.

Arbol emblemático
Serrapia (diphysa punctata)

Población
La población del Estado Bolívar se estima en el año 2000 en 1.306.651 habs., mientras que en 1990 se censaban 900.310 habs. Ha experimentado un rápido crecimiento poblacional, debido a las corrientes inmigratorias internas y externas, atraídas por su despegue minero e industrial, puesto que en 1950 se censaban sólo 127.436 habitantes. En el Censo Indígena de Venezuela en 1992 se reconocían en el Estado un total de 34.977 indígenas, pertenecientes a 18 grupos étnicos, de las etnias Pemón, Kariña, Eñepa, Piaroa, Yekuana, Yanomami, Guajibo, Arawayo y otras. La densidad de población en el Estado Bolívar ha subido de 3,7 hab/km2 en 1990 a 5,4 hab/km2 en el año 2000, siendo una de las menores del promedio nacional, registrándose extensos espacios subpoblados y vacíos de población.

La expansión moderna del Estado Bolívar explica el predominio de la población urbana que subió del 41 % del total de la población estadal en 1950 al 89% en 1990. En el año 2000 se estimaba una población urbana de 1.117.617 habs. en todo el Estado Bolívar, consolidándose como el principal núcleo urbano Ciudad Guayana (683.360 habs.), seguido por la capital estadal de Ciudad Bolívar (285.992 habs.). Otros centros urbanos se distinguen en Upata (52.550 habs.), Caicara del Orinoco (30.306 habs.), Tumeremo (24.188 habs.), Guasipati (19.116 habs.), El Callao (11.744 habs.), Santa Elena de Uairén (9.047 habs.). Se expanden pequeños centros urbanos como El Palmar, El Manteco, Ciudad Piar, Los Pijiguaos, San Francisco de la Paragua, El Dorado.

% de Población
5.0 %de la población total.

Clima
Tienen gran expresión en el Norte del Estado Bolívar los climas de sabana tropical, con una estación seca entre diciembre a marzo, registrándose en algunas localidades precipitaciones medias superiores a los 1.000 mm. anuales, con 1.079 mm. y una temperatura media de 290 en Caicara del Orinoco, con 1.022 mm. y 27,50 en Ciudad Bolívar, con 1.280 mm. y 25,50 en Tumeremo. Se presenta un enclave de clima semiárido en Ciudad Guayana, mientras que en Bajo Caroní prevalece un régimen pluviométrico con dos estaciones bien marcadas. En el Centro y Sur del Estado destacan los climas de selva tropical lluviosa, húmeda todo el año, donde en las subregiones de los altos tepuyes se experimentan promedios anuales de 3.000 a 4.000 mm. Debido a la mayor elevación las temperaturas descienden en las zonas montañosas del sur. Así, en Santa Elena de Uairén, emplazada a 868 m. de altitud, la temperatura media es de 20,20 y la pluviosidad anual de 1.779 mm.

Relieve
Paredes escarpadas y abruptas, elevaciones que superan los 2.800 metros sobre el nivel del mar, es parte del relieve que hoy sobresale en el estado Bolívar.

El relieve del estado es variado, con alturas que oscilan entre los 200 y 500 m.s.n.m., en los márgenes del rió Orinoco, hasta los tepuyes de paredes escarpadas y abruptas, con elevaciones que superan los 2.800 m.s.n.m. En el sureste se encuentra el monte Roraima con 2.810 m.s.n.m., el cual sirve de vértice fronterizo entre Venezuela, Brasil y la zona en reclamación con la República de Guayana.

En la Gran Sabana el relieve está formado por altas mesas aisladas, separadas entre si, por profundos caños destacando la Sierra de Lema y el Auyan Tepuy, donde se encuentra El Salto Ángel; al norte de la entidad se localizan las tierras llanas y al noreste se ubica la sierra de Imataca.



Hidrografía
La hidrografía del estado Bolívar está conformada por siete cuencas principales cuyos ríos, producto de las presipitaciones continuas, representan un enorme caudal y numerosos saltos, destacando; orinoco, cuyuní, caroní, entre otros.

El Sistema hidrográfico se divide en dos vertientes: la integrada por Los ríos que desembocan en el Orinoco en sentido sur-norte y las que llevan sus aguas al rió Cuyuní en sentido oeste-este. Aproximadamente tres cuartas partes del estado están atravesadas por cursos de agua que concentran la mayor reserva hídrica nacional.

Este recurso en el estado es potencialmente ilimitado, la disponibilidad de agua superficial se estima en 590 millones de m3 / año. El enorme caudal de los ríos y numerosos saltos dan origen al gran potencial hidroenergético del estado, calculado en 75% de la riqueza bruta del país. Para 1.990 la producción de energía hidroeléctrica fue de 33.214 millones de k.w, la cual satisface el 84.5% del consumo de energía eléctrica nacional. La misma es generada por las represas Raúl Leoni, Macagua II, con una capacidad de 8.865 millones de kw y 370.000 kw, respectivamente. Está en proyecto: Cachamay, Tocoma II y Curuachi, con las cuales se generará un total 16.247.000 kw; llegándose a la optimización del aprovechamiento hidroeléctrico del estado.

La presencia de una masa boscosa productora y protectora, convierte al estado Bolívar en una zona de gran relevancia para lograr el desarrollo forestal del país. Estas tierras productoras de maderas comprenden las reservas forestales de: Imataca, la Paragua, El Caura y los lotes boscosos amparados por el decreto número 1.343, cuyo objetivo fundamental es el suministro de materia prima para la industria de la madera, a través de planes de manejo bajo el criterio de rendimiento sostenido, sin menoscabo de las demás funciones conservacionistas que cumplen. La masa boscosa productora y protectora cubre una superficie de 7.233.750 ha, de un total de 17.940.146 ha, de bosques naturales que ofrece el estado, lo que significa el 75% de la superficie del mismo.

Ríos Principales
Aro, Caura, Caroní-Paragua, Cuchivero, Cuyuní (cuenca alta y media), Guaniamo, Guaquinima, Orinoco (cuenca media y baja), Parguasa, Raudales Arutani, Suapure, entre otros.

Lagunas:
Los Francos, del Medio.


Bandera






Himno del Estado Bolívar

CORO
Con áureos buriles tus magnas proezas,
la historia en sus fastos por siempre grabo;
tu suelo es emporio de ingentes riquezas,
tu cielo el mas bello que el sol alumbrado.

I
Gentil amazona de faz sonriente,
gallarda te muestras sobre alto peñón;
el lauro circunda tu olímpica frente,
y el viento tremola tu airoso pendón.

II
Al trágico encuentro de hirsutos leones,
tus Águilas fueron en marcha triunfal,
y el sol de San Félix brillo en tus blasones,
y fue desde entonces tu nombre inmortal.

III
Tu encierras, oh patria lo bello y lo grande,
la gloria te ilustra, te ampara el honor;
y el bravo Orinoco tus hechos expande,
contando su eterno poema de amor.

IV
Guayana santuario de música lleno,
que brindas el alma contento y solaz;
permitan las hadas que siempre en tu seno,
sus hojas y mirtos deshoje la paz.


Letra: J. M. Agosto Méndez
Música: Manuel Lara Colmenares



Artesanía
Bejuco Mamure; Bejuco es el nombre que reciben diversas plantas tropicales cuyos tallos flexibles y resistentes se emplean para confeccionar cordeles, cestas y muebles. Mamure es la fibra de origen vegetal de uso común al bejuco y mayormente referida a la cestería, hecha con palma moriche y otras plantas. Igualmente la fabricación de chinchorros y hamacas.

Folklore
Gran parte de la población aborigen de Venezuela sigue practicando sus ritos y costumbres ancestrales, entre las que figuran cantos y danzas. En las numerosas culturas indígenas del estado Bolívar, existen manifestaciones musicales y artesanales. Individualmente o en grupos, los habitantes de la selva utilizan flautas de carrizos y sonajas para sus invocaciones espirituales o para la alegría en momentos de expansión colectiva. Todas ellas se caracterizan por ser una música triste, monódica.

Gastronomía
Las tortas de casabe son preparadas con yuca y pueden comerse sola o acompañada. La gastronomía del estado comprende una gran variedad de platos.

Patrimonios Naturales
- Balneario El Bosque
- Balneario Candelaria
- Balneario Marcela
- Balneario Marhuanta
- Balneario Maria Lionza
- Cerro Bolívar
- Jaspe
- Monumento Natural formaciones de Tepuyes
- Parque Nacional Canaima
- Parque Nacional Jaua-Sarisariñama
- Paso del Danto
- Salto Ángel
- Salto de Aponwao (chinak-meru)
- Salto Haema
- Salto Kama
- Salto Kawí (Kawí-merú)
- Salto Kukenán
- Salto La Llovizna

Patrimonios Edificados
- Ateneo de Ciudad Bolívar
- Ateneo de Caicara del Orinoco
- Ateneo de Ciudad Guayana-Puerto Ordaz
- Carcel Vieja
- Casa de los Gobernadores de la Colonia
- Casa de los Machados
- Casa del Congreso de Angostura
- Casa del Correo del Orinoco
- Casa de la Cultura Carlos Raúl Villanueva, en Ciudad Bolívar
- Casa de la Cultura María Cova Fernández, en Upata.
- Casa de la Cultura Ciudad Guayana, en San Félix
- Casa de la Cultura de Maripa
- Complejo Cultural de Tumeremo
- Club la Cancha
- Fortín del Zamuro
- Museo de Arte Moderno Jesús Soto
- Museo de Ciudad Bolívar
- Museo Geológico y Minero de Guayana
- Museo Talavera
- Quinta San Isidro

Recursos Económicos
Productos Agrícolas: algodón; ñame, maíz y sorgo.
Cría: avícola, bovino y porcino
Pesca: blanco pobre, bagre, rayado, cajaro, coporo, curbinata, dorado, palometa y zapoara, entre otros.
Recursos Forestales: Algarrobo, bucare, caoba, ciruelo, gateado, guamo, sarrapia, entre otros.
Recursos Minerales: Aluminio, diamante, hierro, manganeso, norio.

Actividades económicas
Desde la década de 1960, con la visionaria labor de la institución autónoma estatal Corporación Venezolana de Guayana, CVG, se ha diversificado e incrementado la actividad económica del Estado Bolívar, a través de enormes inversiones públicas en Ciudad Guayana, en la movilización de los recursos hidroeléctricos del Caroní a través de su empresa filial CVG-Electrificación del Caroní con las centrales Macagua I, Raúl Leoni y Macagua II, y la extracción del hierro en numerosos yacimientos con su empresa filial CVG-Ferrominera del Orinoco y ulteriormente de la bauxita en Los Pijiguaos por otra empresa subsidiaria CVG-Bauxiven, que pasó a denominarse CVG-Bauxilum y el oro de El Callao con CVG-Minerven. Simultáneamente se crearon nuevas fuentes de trabajo al fomentarse en Ciudad Guayana la transformación y manufacturación de parte significativa de los recursos regionales. En el sector siderúrgico con el acero de Sidor, Fesilven con su producción de ferrosilicio y silicio metálico; en el sector del aluminio con CVG Interalúmina, y sus empresas mixtas Venalum y Alcasa; lo mismo que la empresa CVG-Carbones del Orinoco que produce ánodos.

En el interior destacan los centros mineros del hierro en la zona de San Isidro, Cerro Bolívar, Los Barrancos y otros, unidos por ferrocarril minero a los puertos de Ciudad Guayana. De importancia es el núcleo minero aurífero de El Callao. A ello hay que agregar asentamientos espontáneos de millares de pequeños mineros del oro y del diamante.

De importancia agropecuaria es la zona de influencia de la ciudad de Upata. En el río Orinoco y en sus afluentes continúan labores de pesquería. La industria forestal mantiene en explotación superficies de magnitud en las reservas forestales. Van tomando creciente importancia las corrientes turísticas, como las que se evidencian en Canaima y la Gran Sabana.


Material suministrado por www.Aldeaeducativa.com


[ ] ( 341 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 3 / 312 )
CIUDAD BOLIVAR 
Capital del estado Bolívar, está situada a orillas del río Orinoco. Fue fundada por Antonio de Berrío el 21 de diciembre de 1595, día de Santo Tomás Apóstol. Luego fue mudada en tres ocasiones y en 1764 asentada definitivamente; más que una fundación fue un traslado a un lugar más seguro de la Ciudad de Santo Tomé de Guayana repetidas veces asaltada y castigada por aventureros y piratas que remontaban el Orinoco en busca de El Dorado. Eligieron para su fundación un cerro rocoso donde el río se adelgaza y se hace más angosto, de allí Angostura, siendo su nombre completo Santo Tomé de la Guayana de la Angostura del Orinoco.

Durante el siglo XIX Angostura se convirtió en un reducto patriota después que Piar arrancó el control de Guayana a España en 1817. Fue la base de operaciones de Simón Bolívar y la capital de la Tercera República desde 1817 hasta 1821. Fue en Angostura donde se reunió la Legión Extranjera formada por ingleses, irlandeses y alemanes, en su mayoría soldados veteranos de las Guerras Napoleónicas, que habían venido a pelear en la Guerra de Independencia de América del Sur. En Angostura Bolívar convocó el Segundo Congreso de la República de Venezuela el 15 de febrero de 1819. Su discurso inaugural y la constitución propuesta por Bolívar, comprenden el último de los tres documentos más importantes de su carrera. También editó el "Correo del Orinoco" 1818 - 1820. Bolívar regresó a Angostura en diciembre del año 1819 -después de haber estado en la Campaña de Apure y haber asegurado la independencia de Colombia en la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de ese año-, logró del Congreso la adopción de la Ley Fundamental de la República de la Gran Colombia, mediante el cual se creaba una solo República que comprendía Venezuela, Nueva Granada (Colombia) y Quito a pesar que ésta última aún se encontraba en poder de España. El 31 de mayo de 1.846 por decreto de la República en honor al Libertador Simón Bolívar se cambió el nombre de Angostura por el de Ciudad Bolívar.

Ciudad Bolívar, rica en historia, es una de las pocas ciudades que aún conserva su arquitectura colonial y se caracteriza por tener de escenario principal el hermoso río Orinoco.

El nombre de Angostura ha persistido por su identificación con la obra bolivariana y también por el mundialmente famoso "Amargo de Angostura" o "Angostura Aromatic Bitters" que inventara en 1824 el médico alemán J.T.B. Siegert.

Se encuentra a una distancia de 591 km de Caracas, a 296 km de Barcelona, a 1.126 km de Maracaibo, a 804 km de Barquisimeto y a 1.065 km de Mérida; tiene accesos por carretera desde El Tigre (estado Monagas) y Ciudad Guayana y por vía aérea hacia el Aeropuerto Ciudad Bolívar.



Información general

DDN
(Discado Directo Nacional) Código 085

[]Población
Censo de 1990: 247.593 habitantes

Temperatura
Su temperatura promedio anual es de 27,8° C.

Precipitación anual
La precipitación anual es de 1.045 mm.

Altura
40 msnm.



Mas sobre Ciudad Bolívar
http://www.ciudadbolivaronline.com/

Ver Sitios de Interés de Ciudad Bolívar

[ ] ( 70 visualizaciones )   |  enlace permanente  |  enlace relacionado  |   ( 3 / 122 )

<< <Anterior | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | Siguiente> >>